PRUEBA DE Electromiografía (EMG)

diagnosticar disfunción muscular o nerviosa

Prueba de daño nervioso y lesión nerviosa para pacientes ambulatorios

La electromiografía (EMG) mide la respuesta muscular o la actividad eléctrica en respuesta a la estimulación del músculo por un nervio.

Una electromiografía (EMG) no resolverá su dolor muscular o el dolor por daño nervioso, pero proporcionará datos cruciales para prescribir la terapia de manejo del dolor más adecuada.

Electromiografía (EMG)

Esta prueba se prescribe para ayudar a los médicos a determinar si los nervios grandes de su cuerpo se activan en el momento adecuado y mueven correctamente los músculos. La prueba de EMG mide la respuesta de los músculos a las señales eléctricas mediante el uso de electrodos combinados con agujas muy finas para verificar los movimientos musculares profundos. Le pediremos que relaje o flexione ciertos músculos durante la prueba de EMG para buscar causas de debilidad o dolor muscular.

Una EMG es una prueba ambulatoria que ayuda en el diagnóstico de enfermedades mediante la evaluación de la salud de los nervios y los músculos.

Una EMG se puede realizar en todo el cuerpo en áreas como las piernas, la espalda y los brazos.

Se solicita una EMG cuando un paciente siente dolor en los nervios, entumecimiento muscular y hormigueo.

Un EMG puede probar:

  • Enfermedades neuromusculares, como distrofia muscular de Duchenne (DMD) y distrofia muscular de Becker (DMO)

  • Problemas del nervio espinal, como hernia de disco, mielopatía y radiculopatía

  • Problemas nerviosos en otras partes del cuerpo, como el síndrome del túnel carpiano

  • Problemas de los nervios periféricos en sus brazos o piernas

  • Nervios comprimidos

  • Síndorme de Guillain-Barré

  • Progreso de la recuperación de la lesión nerviosa

Comuníquese con el sur de Florida
ESPECIALISTAS EN PRUEBAS EMG DE ELECTROMIOOGRAFÍA

¡Éxito! Mensaje recibido.

Spine Doctors-2.png